LAS MUJERES Y EL VIH/SIDA:
DECLARACION DE DERECHOS DE BARCELONA

A medida que avanzamos en la tercera década del VIH/SIDA, las mujeres, especialmente las más jóvenes y pobres, son las más afectadas. Debido a que la inequidad de género disemina la pandemia de VIH, es extremadamente necesario que mujeres y niñas hablen abiertamente, establezcan prioridades para la acción y conduzcan la respuesta global de la crisis. Por ello, las mujeres y niñas de todo el mundo se unen y urgen a los gobiernos, organizaciones, agencias, donantes, comunidades e individuos a hacer nuestros derechos una realidad.

Las mujeres y las niñas tienen el derecho:

  • A vivir con dignidad y en equidad.
  • A la integridad corporal.
  • A la salud y a su cuidado, incluido el tratamiento.
  • A la seguridad, protección y libres del temor a la violencia física y sexual a lo largo de sus vidas.
  • A estar libres de estigma, discriminación, culpa y denegación de sus derechos.
  • A sus derechos humanos independientemente de su orientación sexual.
  • A su autonomía sexual y placer sexual.
  • A equidad dentro de sus familias.
  • A educación e información.
  • A independencia económica.

Estos derechos fundamentales deben incluir,
pero no estar limitados al derecho a:

  • Apoyo y cuidado que cubran sus necesidades particulares.
  • Acceso a la atención de salud integral, aceptable, de calidad, alcanzable incluidas las terapias antirretrovirales.
  • A servicios de salud sexual y reproductiva, incluido el acceso a abortos seguros sin coerción.
  • A una mayor variación de tecnologías terapéuticas y
    de prevención que respondan a las necesidades de todas las mujeres y niñas, independiente de la edad, estado serológico y orientación sexual.
  • Acceso a tecnologías amigables de prevención como los preservativos femeninos y los microbicidas con capacitación de sus habilidades de uso y de negociación.
  • A realizar las pruebas luego de un consentimiento informado y a la protección de la confidencialidad de
    su estado.
  • A elegir revelar su estado en condiciones seguras sin amenazas de violencia, discriminación o estigma.
  • A vivir su sexualidad libre, con seguridad y con placer independientemente de la edad, estado de VIH u orientación sexual.
  • A elegir ser madres y tener hijos/as independientemente de su condición serológica para el VIH y su orientación sexual.
  • A una maternidad sana y segura para todas, incluidas la seguridad y salud de sus hijos/as.
  • A elegir el matrimonio, establecer relaciones de pareja o divorciarse, independientemente de su edad, su estado serológico de VIH y/o su orientación sexual.
  • A igualdad de género en educación y educación para todas.
  • A educación sexual formal e informal durante toda sus vidas.
  • A información, especialmente sobre VIH/SIDA, con énfasis en la especial vulnerabilidad de mujeres y niñas debido a las diferencias biológicas, roles y desigualdad de género.
  • A empleo, igual pago, y reconocimiento de todas las formas de trabajo incluyendo el trabajo sexual y compensación por la atención y apoyo.
  • A independencia económica así como a poseer y heredar propiedades, y acceder a recursos financieros.
  • A alimentación segura, agua potable y vivienda.
  • A libertad de circulación y viajes independientemente de su estado serológico.
  • A expresar sus identidades religiosa, cultural y social.
  • A asociarse libremente y ser líderes entro de instituciones religiosas, sociales y culturales.
  • Liderar y participar en todo tipo de partidos políticos, gobiernos, procesos de decisión, desarrollo de políticas e implementación de programas.

Sign up for ATHENA updates:

* indicates required